Los detalles. Cómo lo pequeño se convierte en “lo importante”

Categorías Sacando viruta0 comentarios
Sé que os va parecer mentira, pero sí, estoy escribiendo de nuevo. Había demasiadas cosas en la recámara que tenían que ir viendo la luz.
En este caso voy a hablar de unas piezas por encargo de Kacerwagen, como siempre con sus ideas y confiando en mí para materializarlas, desde su diseño hasta su ejecución.

Diseño y bocetos.

Esta ocasión necesitaba un “casquillo” que iba a hacer las funciones de tija superior para la BMW “R 168”, como la ha denominado Jesús. Pero esta tija va a tener una particularidad y es que iba a ocultar la tuerca original de la dirección, por lo que hacía falta que fabricara una tapa.
 Con éstas premisas y dándome total libertad en el diseño, tenía claro desde el principio lo que quería, tan sólo tenía que ajustarlo a las medidas de la tuerca original.

Sacando viruta.

La denominada “tapa” va a ser la pieza central, y en su gran mayoría en acero inoxidable AISI 303.
Como habréis adivinado, la unión entre la tija y la tapa va a ser roscada.
En la fabricación de la tija he usado acero F1, dado que se va a soldar a los tubos del manillar de acero.
Una vez comprobado que la tapa rosca perfectamente, damos esta pieza por finalizada.
Y volvemos con la tapa, que no estaba acabada, ya que su parte central y el alma de la misma va fabricado en bronce RG7. Con cariño y ayuda de la prensa hidráulica hacemos que ambas piezas pasen a formar una sola.
Para ocuparme de la parte ornamental, antes debía de hacer unas pruebas para ver como grabar la parte inferior de forma definitiva; para ello lo hice sobre una pieza de aluminio.
Con la parte del grabado clara, tan sólo quedaba mecanizar de forma definitiva el acero y grabar el latón de la tapa. De esta forma el trabajo queda terminado.

El resultado: “KP-31005/07”

 
  • KP-31005/07
Cómo no, hay que cuidar la presentación y, ya de paso, me deleito con el resultado final.

Espero que disfrutéis viendo mi trabajo casi tanto como yo lo hago al llevarlo acabo. Estoy seguro que el dueño de la BMW R168 estará contento con esta pequeña aportación.
Un saludo.

¡Compartir es vivir!
Una mente inquieta pero perezosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *