Llevo tiempo queriendo realizar un pequeño mini-catálogo de piezas que he realizado. Será que aunque vivimos en la era digital, sigo prefiriendo y añorando el papel a la pantalla de cualquier dispositivo. Y eso que hago mucho uso de esta última.

Son de esas ideas que rondan la cabeza, un cuaderno impreso donde mostrar algunos de mis trabajos. Pues gracias a Saal-Digital, lo he llevado a cabo, incluyendo algunos de los trabajos de este último año.

Me dieron la oportunidad de probar uno de sus productos, llamados «foto cuadernos«. Parecen hechos exactamente para lo que yo buscaba. Gracias a un código de descuento de prueba, hice realidad este pequeño «capricho».

La primera impresión.

Tengo que decir, que tras seleccionar las fotografías, maquetar el conjunto del cuaderno en su aplicación, fue muy sencillo y rápido. Al igual que el tiempo de producción y envío.

  • mini catálgo

El resultado, lo podéis ver en las imágenes de muestra. Estoy más que satisfecho, ya que la calidad de impresión y del papel son, sin duda, su punto fuerte.
Los colores fieles al original, sin aberraciones cromáticas (experiencia que ya he tenido con otras empresas). El contraste sobre el papel fotográfico y el espesor de éste último, me impresionaron gratamente.

Pinta a que va a ser el primer «catálogo«, espero que de muchos, que realizaré en esta empresa.


 

2 comentarios en “Un año, un mini-catálogo”

  1. Parece tener buena pinta, sobre todo porque, como dices, no tiene nada que ver observar las fotos en una pantalla con verlas con detalle impresas en papel. Genial trabajo por ambas partes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.